‘El Cangri’, culpable de dos muertes

altIBARRA. El Primer Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, declaró culpable a Kevin Andrés Grueso Caicedo. El sujeto está acusado de las muertes de Santiago Pinchao y Edwin Reyes, quienes fueron acribillados fuera de su vivienda en Azaya.

 El crimen. Según las declaraciones emitidas por los testigos presentados en la audiencia, el asesinato de Santiago Javier Pinchao Narváez (15) y de Edwin Patricio Reyes Gómez (17), ocurrió la noche del 12 de noviembre de 2010, en la vivienda ubicada en las calles Fernandina y Quito, mientras los dos jóvenes libaban con sus amigos.

La madre de uno de los fallecidos, explicó que Kevin Grueso había disparado contra los dos muchacho después de que amenazó a uno de ellos con quitarle la vida.

 Amenaza y muerte.  La afligida mujer dijo que el 01 de junio de 2010, su hijo Santiago fue asaltado y robado sus pertenencias en Yahuarcocha.

Denunció este hecho ante la Policía que logró la detención de Kevin Grueso, por considerarlo autor del robo. Por este motivo, Grueso amenazó de muerte a Santiago Pinchao.

Uno de los hermanos del occiso, reconoció a Kevin Grueso como autor del crimen, explicando que él había sido quien disparó contra la humanidad de los dos.

El crimen fue probado y denunciado por la Fiscalía. Además, según los resultados de la  autopsia, Pinchao murió de un disparo, mientras que Reyes recibió dos balazos.

 Dolor y detención.  Los familiares de los fallecidos no pueden olvidar la noche en que los disparos aterraron a todos los moradores del barrio Azaya ubicado en Ibarra.

Después del hecho de sangre, el 14 de noviembre, fueron detenidos Kevin Grueso, alias “El Cangri” de 18 años, Julio A. de 20 y Jimmy B., de 21 años de edad. Uno fue considerado acompañante de Grueso y el otro, conductor del auto en el que supuestamente huyeron de la escena del crimen.

Luego de las declaraciones emitidas por los tres detenidos, donde uno de ellos admitió y detalló el crimen, dos de ellos recuperaron su libertad.

 La audiencia.  Después de escuchar las declaraciones de los testigos en la audiencia de juzgamiento, por más de cinco horas, los miembros del Primer Tribunal Penal, ayer declararon culpable del delito de asesinato a Kevin Andrés Grueso Caicedo y su sentencia será notificada por medio del casillero judicial de su abogada defensora.

La madre de  Pinchao, también informó que el 16 de mayo de 2010, su hija Beatríz Valencia de 25 años,  falleció en Cayambe, tras caer de un puente, pero que su muerte aún no ha sido esclarecida.