El cáncer de piel es uno de los más frecuentes en el país

Ibarra. El cáncer de piel es una enfermedad grave que no siempre se toma consciencia adecuadamente.

De hecho, este tipo de cáncer es más común que todos los otros tipos de cáncer juntos.

La estadística de Solca establece que mientras de 0 a 19 años de edad, la incidencia de esta enfermedad es de 0,3 por cada 100 mil personas, la tasa se dispara a partir de los 60 años. Sin embargo, desde la niñez existe una predisposición debido al tiempo que nos exponemos al sol.

Cifras en Ecuador. La incidencia de cáncer de piel ha aumentado en todo el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que cada año se producen a escala global dos millones de nuevos casos de esta patología, y en el Ecuador, esas cifras no son aisladas.

Los más afectados son los hombres: entre 60 y 64 años se registran 125 casos por cada 100 mil habitantes y en las mujeres es de 113. Las cifras suben a medida que avanzan en edad y llega a una tasa pico de 562 en los varones mayores de 75 años y de 506 en las mujeres.

Cuidados. El oncólogo, Klever Ortiz, comenta que las personas no piensan en el daño que ocasiona el sol a la piel. “Incluso quienes usan protector solar lo hacen mal aunque también es un porcentaje bajo el que realmente tiene este hábito”, explica.

El galeno explicó que a pesar de las cifras que indican que los más afectados son mayores de 60 años, es en la etapa de niñez y juventud que se crea la predisposición.

“Es como si todo el daño se va acumulando en nuestra piel y cuando ya estamos envejeciendo el cáncer aparece”, dice y añade que puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en la piel que ha estado expuesta a la luz solar, como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

Tipos. Existen varios tipos de cáncer. Los tipos más comunes son el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas.

La queratosis actínica es un trastorno de la piel que algunas veces se convierte en carcinoma de células escamosas. Otra forma de cáncer es el melanoma, que es más agresivo pero menos frecuente que los anteriores.

Uso correcto. El protector solar no funciona si se coloca con mucho tiempo de anticipación, pues debe ser usado como máximo 20 minutos antes de exponerse al sol.

Además, según Ortiz, se debe aplicar mínimo tres veces al día. “La mayoría solo se coloca una vez y piensa que estará protegido durante todo el día, pero esto es un error grave que tenemos que empezar a desecharlo pues lo mínimo es tres veces al día”, dijo.

En cuanto a las personas más propensas al cáncer son aquellas de piel blanca, a comparación de quienes tienen la piel más oscura, estas últimas tienen un pigmento natural que las protege.

Otros factores para tomar en cuenta es si en la familia ha existido un caso de este tipo de cáncer y también el tipo de actividad que se realiza. En el caso de los hombres, por ejemplo, el índice de predisposición sube para aquellos que trabajan al aire libre.

Jhoana Valencia coloca protector solar en el rostro de su hija Emily Muñoz con el objetivo de cuidar adecuadamente la piel.