El cadáver de Celia fue cremado

IBARRA. Celia B., de 46 años de edad, presentó la solicitud y la documentación para acogerse a la jubilación patronal. Ella laboró hasta febrero pasado en Emelnorte. Los funcionarios de la empresa,  reconocen que la mujer fue un ejemplo. Era trabajadora, dicen.

35 Jubilados. Junto a ella, también se acogieron a la jubilación patronal 35 empleados más, dijo Patricio Arrellano, jefe de Recursos Humanos de Emelnorte.
Extraoficialmente se conoció que la mujer tenía un proceso judicial en contra de otra persona por acoso laboral y presentó una demanda en el Ministerio de Relaciones Laborales. Asimismo se conoció que a varios funcionarios de la empresa donde trabajaba, la mujer habría enviado correos electrónicos anticipándo su decisión de suicidarse.
Detalles. Arellano comentó que a la fallecida se le dieron todas las facilidades,  porque desde hace unos 15 años, necesitaba de medicamentos.
El abuso de estos, presuntamente sería la causa de su muerte, pero también habría problemas emocionales.
Procedimiento. Personal de la Policía Judicial realizó el levantamiento de la víctima en la tarde del domingo pasado.
Los familiares decidieron cremar el cuerpo de la víctima y comunicaron que las cenizas de la mujer, llegaban a las 16:00 de ayer, a la Iglesia San Agustín, para darle el último adiós.

Suicidios. Hasta abril de este año, se registraron nueve muertes violentas, entre asesinatos y suicidios. Sólo en abril se reportaron tres casos.