El Barcelona tropezó en suelo italiano

jugadorEl FC Barcelona deberá hacer el partido del año en el Camp Nou para darle la vuelta al 2-0 que cosechó ayer el Milan en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, tras un choque en el que los azulgrana fueron improductivos y se vieron superados por un rocoso y defensivo rival que en dos chispazos en la segunda parte marcó dos goles.
Trámite.

Durante el partido el Milan se encontró muy cómodo cerrándose y anulando cualquier intento de ataque azulgrana, ya que propuso dos líneas muy compactas y activas, con cuatro hombres atrás y un centro del campo de tres jugadores con ayudas de Boateng y El Shaarawy, mientras que arriba Pazzini esperaba un balón largo.

De su parte el conjunto catalán movió y movió el balón con posesiones eternas pero escasamente fructíferas. Delante, tenía un rival que ya había jugado el mismo partido el año pasado con signos dispares, pero con la intención de evitar que el marcador se disparase en contra.
Goles. En el segundo tiempo el Milán no cambió ni un ápice su estrategia, y especialmente cuando en el minuto 12 una falta de Alves propició una acción ensayada. El disparo acabó en las manos de Zapata en la frontal, y la pelota muerta la aprovechó Boateng para deshacer la igualdad (1-0).

En el minuto 81 se produjo una nueva aproximación del Milan que acabó con un pase de El Shaarawy a Muntari quien dentro del área y de fuerte zurdazo marcó para los milanistas (2-0). En una de las últimas acciones del partido el Barcelona pudo haber descontado pero el portero  Abbiati atajó bien.