El balance de feriado en Carchi no fue positivo

turistasTulcán.- El feriado más largo del año, no cumplió con las expectativas del sector hotelero y de servicios turísticos en la provincia carchense. El gremio hotelero, si bien reconoce los esfuerzos de las instituciones que propusieron agendas, opina que aún hace falta consolidar una propuesta turística general que haga de Carchi un destino de descanso.

70% de ocupación

Adrián Quezada, técnico de la oficina de Turismo en Carchi, explicó que según las encuestas de gasto turístico, se resume que los establecimientos hoteleros de Tulcán y Montúfar, alcanzaron un promedio de 70% de ocupación. “La llegada a las zonas rurales como Urbina, El Caramelo, Chical, Maldonado, fue positiva”. No obstante, indicó que lunes y martes la presencia en las ciudades, particularmente Tulcán, fue mínima.

Roque Arias, gerente propietario de Hotel Palacio Imperial, en Tulcán, precisó que en el feriado hubo una ocupación de aproximadamente el 50%. “Estuvo bajo, creo que influyó el paro armado en Colombia. La gente tuvo prevención de viajar a Ipiales”. Para Arias hace falta que las autoridades trabajen de manera conjunta en propuestas turísticas consolidadas para ofrecer una agenda variada y completa que atraiga a los visitantes nacionales. “No hemos promocionado lo suficiente como provincia. La gente no se queda en Tulcán o Carchi, viene de paso para Colombia. Hay que trabajar en una propuesta unificada para que la gente se quede”.

En Mira

También Walter Villegas, alcalde de Mira, indicó que la afluencia de gente al Balcón de los Andes fue menor que en años anteriores. Villegas estima que en este año cerca de 7000 personas llegaron a Mira, pero dice la propia afluencia de mireños fue reducida, pues muchos salieron a otros destinos, aprovechando el largo feriado.

El Novillo de Bombas fue el evento que mayor presencia de visitantes nacionales convocó. Villegas destaca que las actividades de feriado ayudan reactivar la economía en los cantones.

Restaurantes del centro tulcaneño también mencionaron que las ventas no fueron significativas hasta el domingo. Lunes y martes la mayoría de locales no atendió. La ciudad lució vacía. Tampoco hubo paso de gente a Ipiales.