El arte perdura con elaboración de máscaras

Ibarra. Las máscaras se han utilizado desde la antigüedad con fines prácticos y ceremoniales. Los griegos, los egipcios y los romanos fueron los artífices de este complemento. Durante la Edad Media, había mucha afición por los disfraces y las máscaras, no obstante, su mayor apogeo llegó con el Carnaval de Venecia. Posteriormente se fue popularizando en todo el mundo y Latinoamérica no podía ser la excepción. Hoy, son parte de grandes celebraciones en nuestra región.

Hábil artesano. Jaime Romo es un artesano que lleva más de 25 años dedicado a la elaboración de máscaras y desde hace 7 años su domicilio, ubicado en Tanguarín, se ha convertido en el taller perfecto para dar rienda suelta a su creatividad y habilidad.

“Uso varios materiales co-mo el látex, madera, guadua e incluso a veces metales. Nos dedicamos sobre todo al diseño y creación de personajes en el mundo de la máscara”, dice mientras muestra varias de sus creaciones que tienen detalles perfectos.

Producción. Es autodidacta y menciona que le ha servido relacionarse con otros maestros que le han enseñado sobre el poliéster y otros materiales. “Los productos son bajo pedido pero también ya tenemos a nuestros clientes por lo que cubrimos Riobamba, Cuenca, Ambato, Salcedo, Quito y también llegamos hasta Nariño para los carnavales de Blancos y Negros”, explica. Precisamente en este mes de diciembre y enero es cuando más producción tiene ya que con la tradicional celebración de año viejo en nuestro país y los carnavales en Colombia, la producción sube notablemente. Además, junio también es un mes de gran producción en Imbabura, con la celebración de los San-juanes sus máscaras también son muy demandadas.

Competencia. Jaime comenta que en el Ecuador no existen muchas personas que se dedican a esta labor. “Empezamos con los amigos como un hobbie pero luego nos dimos cuenta que el producto estaba muy bien. Sé que hay personas contadas que también se dedican a esto en nuestro país y que están en Cuenca y Quito. Nuestra competencia es la máscara colombiana y ahora también las mexicanas y chinas”, dice y comenta que es difícil competir con el precio pero “sí con la calidad”.

Contactos. Las personas que estén interesadas en su trabajo pueden comunicarse con el artesano al 0985560478 o también por correo a: jromoromero@-hotmail.com