Ejecutarán planes para erradicar la mendicidad en Navidad

Ibarra. Rostros ansiosos, tristes, descuidados y hasta sucios –en muchos de los casos– se multiplican en las calles y semáforos de Ibarra y Otavalo para pedir caridad por Navidad y fin de año.

Situación. La mendicidad en Imbabura se refleja en aquellos que viven todo el año de la caridad. Y los que aparecen solo en vísperas de Navidad y Año Nuevo.

“La mendicidad infantil en Imbabura durante los últimos tres años ha desaparecido. Lo que se ha visto es gran presencia de adultos mayores a mendigar”, comenta Elena Larrea, directora distrital del Mies.

Panorama. Aún no se tienen datos de este año. Lo que sí se conoce es que en diciembre, época navideña y de fin de año, la mendicidad aumenta.

Desde la Secretaría de Estado se ejecutarán acciones para reducir esta problemática en las calles de la ciudad y la provincia.

Espacios de sensibilización, contención y corresponsabilidad se fortalecerán.

“Hemos descubierto que a veces hay redes detrás de ellos que están fomentando este tipo de cosas para enriquecerse”, corrobora Larrea. Para detectar estas situaciones, la cartera de Estado desarrollará operativos con el apoyo de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescen-tes (Dinapen).

Contrapunto. Otra de las estrategias que se plantea es la Misión Navidad.

Esta campaña se encargará de dar acercamiento y seguimiento a las familias que se encuentran en condición de trabajo y de calle.

Lo que se busca es sensibilizar a la ciudadanía para que no entregue dinero, ropa o juguetes en las calles, sino que los haga en las oficinas del Mies en Imbabura.

Trabajo. Daniel Suárez, coordinador del MIES Zona 1, enfatizó que Ibarra por consideración de la población en situación de movilidad humana, podría verse inmersa en la práctica de mendicidad.

Proceso. “Un total de 10 técnicos del Distrito Ibarra MIES serán los encargados de recorrer los principales puntos de la provincia, para realizar abordajes que permitan cambiar este comportamiento social que posibilita el cometimiento de delitos como trata de personas, micro tráfico, entre otros, dijo Suárez.

“Con estas campañas que ha organizado el MIES se ha reducido la mendicidad, pero en las próximas semanas de seguro veremos gente pidiendo dinero en los semáforos, especialmente a los venezolanos”, vaticina Miguel Torres.

La presencia de adultos mayores pidiendo caridad, es una situación que preocupa a las autoridades, sin embargo ya se tiene la manera de evitar que esto se prolifere.
Desde los organismos de ayuda social de Ibarra e Imbabura se busca que las personas más necesitadas no salgan a mendigar.