Eicons se cansó de esperar y demandó para poder cobrar

Urcuquí. Los problemas en la Ciudad del Conocimiento Yachay tienen una serie de componentes.

A más de la situación crítica en el ámbito operativo, aparecieron, “de golpe y porrazo”, los reclamos de los proveedores y contratistas nacionales y locales, ante los representantes de la empresa china Gezhouba Group Company, encargada de varias actividades.

Una de las empresas que ha demostrado más complicaciones ha sido la empresa EICONS, cuyo representante legal es el ingeniero Alfonso Echeverría, quien aseveró que “en junio de 2018 junto a otros contratistas fueron convocados por representantes de la empresa china Gezhouba para terminar los trabajos en la infraestructura”.

“Sí cumplimos”. La responsabilidad de EICONS, según Echeverría, fue cumplida a cabalidad. “Lo que faltaba de la obra, en mi caso, costaba 80 mil dólares, y gastamos de nuestro bolsillo en equipos, materiales y herramientas, pero una vez que culminamos la obra no nos dieron nada”, dijo muy molesto.

Una vez que se generan los problemas, los perjudicados deciden cortar la energía y querer llevarse los equipos ya que el trabajo no había sido cancelado. Esa acción y amenaza conllevó a que los representantes de la empresa china vuelvan a hablar con ellos para firmar un acuerdo de pago, cuyo plazo se cumplió ya el 29 de enero de 2019 y según aseveró Alfonso Echeverría, aún no reciben ningún dinero, pese a que las obras están terminadas por parte de EICONS.

El perjudicado precisó que a través de un trámite judicial pedirán retirar los equipos que están en el Centro de Salud y poder cobrar por daños y perjuicios.

La obra se anunció que será inaugurada el 26 de marzo. ¿Habrá las condiciones?

Esperaron en vano. Du-rante la visita de las autoridades del gobierno el pasado 14 de febrero a Yachay, a la cabeza el vicepresidente Otto Sonnenholzner, varios proveedores impagos, incluido Alfonso Echeve-rría, estuvieron a la espera de poder dialogar para encontrar una solución a los problemas de las deudas, pero, lastimosamente, esa cita no se dio, porque las autoridades del gobierno llegaron, vieron la realidad de las edificaciones, se reunieron por pocos minutos con el Rector de Yachay Tech, Eduardo Ludeña, se admiraron y se fueron.

“No hay voluntad”. EL NORTE habló con Alfonso Echeverría y con su padre el doctor Angel Echeverría, conocido abogado ibarreño, quien dijo que el estado en que se encuentra la relación contractual y subcontractual es realmente pésima, en vista de que no existe la voluntad política de pagar y tampoco la voluntad política de hacer cumplir por parte de Yachay EP, “peor aún de los representantes legales de la empresa china que no les da la santísima gana de cumplir y punto, se acabó”.

“No cumplen”. Los problemas por los que están pasando ingenieros, artesanos, amas de casa, trabajadores manuales e intelec-

tuales son grandes y se hallan totalmente desprotegidos pese a la vigencia de la Constitución y la protección de los derechos humanos, dijo el doctor Angel Echeverría. Aseguró que se planteó una demanda, tanto en materia civil como penal, para lograr que Gezhouba pague hasta el 29 de enero, USD 63 mil por un lado y USD 15 mil por otro contrato, “pero brillan por la ausencia, pese a que son notificaciones legales”.

En este sitio, cercano a Yachay EP, laboran empresas contratadas para ejecutar obras de agua potable y alcantarillado de 34 casas.