Eeuforia colectiva en París tras el triunfo de Francia

París, 15 jul (EFE).- La fiesta, había comenzado mucho antes del pitazo final: los pitidos de los coches sonaban desde primera hora y “I will survive”, la canción de Gloria Gaynor, se escuchaba ya desde primera hora de la mañana.

En el Campo de Marte, delante de la Torre Eiffel, la zona de seguidores en la que el Ayuntamiento instaló cuatro pantallas gigantes completó el aforo de 100.000 personas horas antes de comenzar el partido y a las 13.00 (11.00 GMT) cientos de los aficionados que intentaban entrar daban media vuelta en busca de alguna terraza libre.

La organización se vio sobrepasada por la afluencia de hinchas y los que todavía se aglomeraban en los alrededores confiando en poder acceder al recinto soltaron abucheos y se quejaron de que en ciertas entradas solo cuatro personas trabajaban en los controles y cacheos, lo que propició grandes bloqueos.

Los bares y restaurantes que emitían el partido estaban ya completos a mediodía por lo que las alternativas para seguir la emisión no tardaron en florecer.

En Cubyn, una empresa emergente de logística situada en los Grandes Bulevares, colocaron un proyector para que los empleados pudieran seguir la contienda deportiva con sus amigos.

“Decidimos abrir la oficina para que pudieran venir con sus amigos porque al fin y al cabo es un momento de familia y queríamos que todos participaran. Mañana por la mañana, si ganamos, no tendrán que venir a trabajar”, contó Pierre Canard, uno de los responsables de la empresa.

Ante la perspectiva de que el fervor de la afición continuara hasta bien entrada la noche, la prefectura de Policía anunció en su cuenta de Twitter la prohibición del tráfico en numerosos puntos del centro y el oeste de la ciudad a partir de las 18.00 y hasta las 4.00 del lunes.

El objetivo era evitar que se repitieran los accidentes de 1998 en los que se llegó a registrar un fallecido y varios heridos de gravedad.

El regreso de los “Bleus”, que han devuelto a los franceses el orgullo de su multiculturalismo, se espera este lunes por la tarde, cuando serán recibidos por el presidente Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo.