Edwin Espinel lleva al fútbol por sus venas

Ibarra. Edwin Espinel es sinónimo de fútbol.

Tiene 55 años y desde hace unos 35 está involucrado en el deporte barrial.

Hincha de El Nacional de Quito y técnico del Do Santos de la Liga barrial El Priorato. Espinel lleva este deporte en sus venas.

Trayectoria. Inició como dirigente en el club Los Olivos, equipos del norte de Ibarra. En este club conoció sobre la realidad de los jugadores y el sacrificio que hacen los deportistas para participar.

Con plata y persona, Espinel empezó a trabajar en beneficio de los suyos. “Había mucha gente en ese entonces decidimos fundar un nuevo equipo que es el Do Santos del Olivo”, lo recuerda.

Este equipo que ya jugó el interligas y es protagonista del torneo barrial nació en los barrios Santo Domingo y San Martín.

Nacimiento. “El nombre lo puso mi sobrino Cristian y mi hijo Paúl. A ellos se les ocurrió por eso le pusimos”. La actualidad del club ‘santo’ no es la mejor. Está en un proceso de transición y adaptación de sus jugadores que en la mayoría son juveniles.

“Le hemos dado apertura a chicos que están entre 16 y 19 años. Ellos son el futuro del plantel, además tenemos cerca de 25 jugadores prestados en las otras ligas”, confirmó Espinel.

Antecedentes. En la última década el Do Santos se ha convertido en un equipo protagonista. Desde sus inicios en la serie C (año 2008) hasta su llegada al Interligas.

“En el primer año que jugamos en la tercera categoría subimos a la serie B (año 2009). Año seguido lo hicimos a la primera división (2010), luego quedamos vicecampeones y jugamos el interligas”, recuerda el directivo.

Para este año, el principal desafío de Espinel y sus pupilos es regresar a la serie A de Liga El Priorato.