Educación flexible inicia año lectivo

pag-3El 30 de septiembre inicia el nuevo ciclo escolar del programa de Educación Básica Superior Flexible en el que participarán cerca de 1 100 estudiantes (Carchi e Imbabura) de 15 años a 21 años de edad que no han logrado concluir la Educación General Básica en los tiempos previstos.
El coordinador zonal 1 de Educación, Elver Quñónez indicó que el programa busca introducir a este grupo de ciudadanos a niveles de educación superior en un futuro, cumpliendo con lo que dice la Constitución al respecto de que todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a la educación. El programa tiene el apoyo de organizaciones separadas al Ministerio de Educación que tienen experiencia en el campo educativo. El Ministerio de Educación (MinEduc) garantiza que la Educación Básica Superior Flexible sea completamente gratuita.
Los textos y útiles escolares serán provistos sin costo a todos los estudiantes. La modalidad es presencial, los estudiantes aprueban el 8vo, 9no y 10mo año en un periodo de 11 meses (5 horas diarias).

POLÍTICA PÚBLICA
La organización no gubernamental de Desarrollo y Autogestión, DYA, ejecuta el acompañamiento a este proceso en Carchi e Imbabura. Marcelo Arana, coordinador del programa de Educación Básica Superior Flexible y representante de la organización en la zona 1, indicó que el programa se viene ejecutando desde hace 10 años.
“implica el desarrollo de la metodología y atención a personas con rezago escolar que en su mayoría por el trabajo o problemas familiares abandonaron sus estudios. Esta iniciativa fue bien vista por el Gobierno y adoptada como política pública desde julio 2014”, informó. El MindEduc es el brazo ejecutor del proyecto a nivel nacional. Este programa promovió en su primera promoción cerca de 800 estudiantes.
Para este año lectivo el programa cuenta con cinco centros educativos en Ibarra, dos en Otavalo, uno en Cotacachi, uno en Urcuquí, cuatro en Tulcán, uno en Montúfar, uno en Bolívar y uno en Huaca. Siendo Ibarra el cantón con mayor número de inscritos.
Arana indicó que con el Censo 2010 se revelaron cifras alarmantes en donde se evidenció que cerca de 500 mil personas en el Ecuador tienen rezago escolar severo, es decir tres años o más sin asistir a las aulas.
Estas cifras indican que cerca de 1 millón de personas no han culminado el bachillerato.