Eduardo, un verdadero héroe de la vida

altIbarra. Eduardo Antonio Seis, de 51 años de edad, es un verdadero ejemplo de vida y superación. Perdió sus extremidades superiores y su ojo izquierdo en el coflicto bélico de 1995 entre Ecuador – Perú, a causa de la activación de una granada. Hoy es un héroe del Cenepa y uno de los mejores atletas especiales.

¿Siente que la vida le dio otra oportunidad?
Casi perdí la vida, pero siento una alegría grandiosa por que le gané a la muerte y ahorita le estoy ganando a la sociedad, porque muchas veces es injusta con los discapacitados. No me siento mal por que ahora tengo otra forma de pensar y doy gracias a Dios, al deporte y a mi familia por que logré salir adelante y con gran esfuerzo sigo luchando.


¿Cuándo le sucedió el accidente pensó en dejarse vencer?
Cuando me sucedió el accidente yo me pregunté ¿por qué a mí? si yo estaba bien entrenado, pero cuando uno está en el hecho del dolor ya no piensa, solo me encontraba destrozado. La vida se me acababa. No tenia fuerzas. Imágenes hermosas como la de mi madre, mi matrimonio y mis hijos pasaron por mi mente y es ahí cuando reaccioné y no me deje vencer solo quería vivir.  

¿Cómo nacen las ganas y las fuerzas de ingresar al atletismo?
Luego de que me recuperé ingresé al gimnasio para mantener la mente ocupada y no pensar en otras cosas. Una vez recuperado empecé a correr pruebas cortas, más que todo esto lo hicimos con un grupo de compañeros para demostrarle a la sociedad que también somos personas útiles y que el deporte nos impide llegar a los vicios como el tabaco o el alcohol. Muchos amigos ingresaron en estos vicios porque la desesperación y la angustia son grandes enemigos y ellos no pudieron olvidar el pasado de la guerra. Por medio del deporte agrupamos una asociación de excombatientes y heridos de guerra. La primera competencia en la que participamos fue en Guayaquil en el año de 1997 en la carrera del diario Expreso, y eso marcó la pauta de mi vida atlética.     

¿Qué le diría a las personas que mantienen accidentes dentro de su vida?
La discapacidad no es interna,  es externa. Una persona especial tiene corazón, espíritu, fortaleza, mente y con esos órganos valiosos uno tranquilamente puede reemplazar muchas cosas que uno no puede hacer. Solo el querer es poder. Definitivamente es la realidad. Todo depende de la persona. El deporte es la mejor forma de salir de cualquier problema, sí uno se queja que tiene una mano menos, otras personas pueden estar peor pero son felices de encontrarse compitiendo por que esas son las ganas de vivir de uno.

¿ Cuáles son sus mayores triunfos dentro del atletismo?
Llevo veinte años como profesional en la vida atlética. Representé a Ecuador en tres ocasiones en las maratones de New York y una carrera de cinco millas en los años 2005 y 2006, donde terminé en quinto, tercero y segundo lugar respectivamente. Las medallas que más recuerdo y son importantes son las conseguidas en las olimpíadas especiales y eso me motiva porque uno ve el sacrifico que hace una persona con discapacidad para llegar a la meta.
 
¿ Aún hay más retos para Eduardo Seis en el atletismo?
En este mes estuve en tres carreras en Tulcán, Cuenca y el 30 de abril en Ibarra en los 9k Livita. Ahora me preparo para la competencia de los héroes en donde correré 10 kilómetros este 22 de mayo en Quito y espero obtener otra victoria.