Edmundo Moncayo: El talento humano es lo más importante

Ibarra.- Con la apacibilidad y apertura que le caracteriza, el general de Policía en servicio pasivo, Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), cumplió una amplia agenda en Ibarra.

Predio a entregarse
Sobre el inmueble que actualmente ocupa la unidad educativa 28 de Septiembre, que fue dado en comodato para 25 años y aún no es adjudicado oficialmente al SNAI, Moncayo manifestó que la entrega del predio tiene dos aristas, primero la seguridad de los niños, ya que no pueden seguir estando junto a un centro de privación de libertad, y la segunda la necesidad del SNAI de ocupar ese espacio para aumentar las plazas y mejorar el tratamiento de las personas privadas de libertad con talleres, en los cuales puedan desarrollar sus acciones y mejoren las condiciones de dignidad que deben tener los internos.

“Hemos conversado ya con la coordinadora de educación y está haciendo los trámites pertinentes para que se cumpla definitivamente con lo convenido y establecido por el Ministerio ya que nosotros tenemos la facultad legal para ocupar. Por otro lado estoy buscando el refuerzo financiero, en estas difíciles épocas que estamos pasando, pero el Ministerio de Finanzas se ha comprometido en atendernos, en al menos fortalecer una parte de nuestro gran proyecto, que significa esta ampliación del Centro de Privación de Libertad de Ibarra en mejores condiciones”, agregó e informó que los estudios para la adecuación se están terminando y el proyecto costará entre 1 y 1,5 millones de dólares, para la primera parte.

Estado de excepción
En el tema de seguridad, Moncayo reconoce que existen debilidades, una de ellas es el poco personal de agentes de seguridad penitenciaria con el que cuentan.

“Habíamos siempre establecido las estrategias pertinentes por fortalecer al Cuerpo de Seguridad Penitenciaria, sin embargo la parte financiera no solamente afecto al ciudadano de la calle, a las empresas y a los negocios, sino al SNAI, y con la herencia que hemos recibido de años anteriores de CPL, hoy no existe el recurso para mantenimiento y debemos forzarnos al imaginativo de cada uno de los directores. Enfrentamos una emergencia sanitaria, en la cual podemos decir que en muchos de los centros la tenemos frenada por las medidas de seguridad que tenemos y estamos luchando, favoreciendo la vida de los PPL”, mencionó.

Sobre el ingreso de armas
El director aseguró que son alrededor de seis meses sin visitas, por lo que existe una posibilidad menor de que por intermedio de ellos pueda haber sido.

“Nosotros heredamos un sinnúmero de problemas de hechos y administraciones anteriores. La institucionalidad misma del servicio penitenciario tiene que ver con la atención debida, para que estos problemas que se dan por conducta de seres humanos, que no miden las consecuencias de sus actos a cambio de ciertos intereses, son quienes causan estas desgracias. Tenemos que apuntar a fortalecer el talento humano, teniendo la mejor calidad de gente, la más confiable, con los mejores valores, porque por ahí vamos empezando, después debemos fortalecernos en tecnología e infraestructura. El ingreso de los artículos prohibidos se mueve con la gente que no mide las consecuencias y piensa que es el mejor camino para obtener dinero, sin embargo sus conciencias en dónde van a quedar, es por eso que este valor del talento es lo más importante en lo que tenemos que trabajar”, aseguró Moncayo.