14-10-2019 | 00:00

Violencia inexplicable

    Es tan miope el criterio de muchos que se enredan en las redes sociales del mediático mundo virtual que hasta justifican, equivocadamente por cierto, la extrema violencia que se ha desatado en el país en los últimos días. Qué persona sensata y con un mínimo criterio racional puede justificar la muerte de una persona civil. Quién se atreve a aplaudir la extrema represión de la fuerza pública y las “novedosas” formas que utilizan los manifestantes para causar daño, ya no solo con piedras y palos. Ahora son bombas incendiarias, bazucas artesanales y una actitud enfermiza que atentan contra la propiedad privada, ciertos medios de comunicación y también las instituciones públicas como la Contraloría y el Palacio Legislativo que sufrieron graves daños. A simple vista se nota que hubo otros intereses. Que la paz vuelva al país es una exigencia que crece con razón en la población que quiere salvar un escollo y volver a la normalidad.