04-02-2019 | 14:01

Una educación diferente

Esta pequeña institución (Colegio Simón Bolívar) es ya un icono cultural de la ciudad.

    Cuando en la UTN debatimos a nivel internacional sobre la importancia del cambio de la matriz cultural, uno de los indicadores del subdesarrollo que afloró fue el poco interés que le pone el sistema educativo y sus distintos niveles y modalidades al componente cultural, no obstante estar formulada explícitamente su importancia en la Constitución y en varias leyes de la república. Pero la práctica contradice la ley, no solo porque poco se hace en las instituciones para dar a los estudiantes una “educación integral” que incluya la práctica de las artes, salvadas excepciones, sino porque ni si quiera se les motiva y peor induce a los jóvenes a asistir a eventos formativos, dejando la tarea del conocimiento y fortalecimiento de la identidad a la basura cultural de los canales de televisión donde aprenden a desarraigarse sin que ni siquiera se den cuenta, y donde aprenden los peores vicios de la sociedad de los que nos vivimos quejando sin reparar que la causa está en la escasa formación de valores que ofrecen las manifestaciones del arte. Por ello es digno de rescatar y emular los buenos pasos que desde su creación viene dando en este campo el Colegio “Simón Bolívar” que mantiene un espacio cultural, donde se realizan conversatorios y cafés literarios con presencia de gestores culturales y escritores nacionales, su Sala de Cine “Sebastián Cordero” y espacio para exposiciones a los que acuden universitarios para organizar sus propios eventos. Esta pequeña institución es un ya es un icono cultural de la ciudad.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN