10-03-2019 | 00:00

Una decisión importante

    Niños y adolescentes en la orfandad, también son las víctimas que deja el femicidio. En Ecuador, según lo dicho por el Presidente de la República, son más de 300 los menores de edad que han perdido a sus madres, mujeres asesinadas en su mayoría por sus parejas. Mediante decreto, el Primer Mandatario decidió que los hijos de 0 a 18 años de edad, que han quedado en la orfandad, debido a femicidios, puedan beneficiarse de un bono mensual, dinero que será destinado a sus estudios. La mayor parte de menores de edad, que han perdido a su madre, quedan bajo el cuidado de sus abuelos o familiares cercanos. Sin duda alguna es una importante ayuda para quienes también se convierten en víctimas inocentes de un delito que los marcará para toda su vida. Sin embargo, es importante que desde el Estado, además de lo económico, no se descuide el apoyo psicológico que los menores necesitan para salir adelante.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN