08-01-2019 | 00:00

Editorial

    La campaña de prevención, a través de la vacunación para protegerse de la influenza es fundamental para la salud, especialmente de aquellos grupos prioritarios como mujeres embarazadas, niños menores de cinco años y adultos mayores de 60 años de edad. Este tema es de vital importancia, principalmente porque, además de prevenir la enfermedad, puede evitar consecuencias más graves, como la muerte especialmente de los más pequeños y de los adultos mayores. El Ministerio de Salud desarrolla la campaña hasta mediados de febrero y, uno de los aspectos positivos es que no solo se espera que las personas acudan a los centros de salud u hospitales, pues brigadas médicas llegan hasta los lugares más alejados para beneficiar a aquellos pacientes que necesitan ser vacunados. La salud debe ser prioridad del Gobierno y es fundamental no decaer ni descuidar las diferentes campañas a favor de los ciudadanos.