27-08-2019 | 00:00

“Taita” Leonidas Proaño

    Leonidas Proaño no ha dejado de trascender con su muerte, lamentablemente ocurrida el 31 de agosto de 1988. Han transcurrido 31 años de su partida, pero su legado sigue siendo un ejemplo nacional y Latinoamericano. El domingo en Pucahuaico se reactivó su memoria, pensamiento y humildad. Proaño fue un maestro, un sacerdote que predicó con el ejemplo, un hombre que revitalizó las palabras respeto y derechos, por tanto el homenaje no es el simple cumplimiento de una actividad, sino una recuerdo imperecedero que no se extingue. Monseñor Proaño fue cristiano valioso, se preocupó de los humildes y a nivel nacional también se le rinde homenaje. En la Diócesis de Riobamba, por ejemplo, se promueve la publicación y lanzamiento de una página web y para esta actividad cuentan con el apoyo de la Universidad Santa María de Chile que tienen un campus en Guayaquil. Monseñor Leonidas Proaño no ha muerto.