28-06-2019 | 00:00

¿Política de apariencias?

    Un dicho popular, que calza bien a ciertos políticos y mujeres públicas, a quienes el ego les contaminó la mente y el corazón es: “La vaca no se acuerda cuando era ternera”. En el ámbito político nacional, regional y hasta local, lamentablemente, se ve y se oye de todo; lo bueno, lo malo y lo feo, pero lo más preocupante es que por el odio, desorientación o el mal asesoramiento de bisoños y truculentos personajes, no miran más allá de sus narices. Con la ligereza de la lengua que no tiene hueso, quieren dañar y afectar para ocultar que solo se han servido de la política sin producir nada. Ya se empieza a sentir la inoperancia de ciertos personajes que sin saber por dónde les llegó la lotería, caminan a la deriva, sin objetivos claros ni planes integrales, que seguro les pasará factura. La población sabe castigar a su tiempo, porque la política no es de apariencias, sino de actitud y respeto. Esperamos más de quienes tienen el ego por las nubes.