24-11-2018 | 00:00

Panorama desalentador

    La inconformidad mostrada por el Ministro de Educación a través de un tuit en el que criticaba la reducción del presupuesto a la educación, solo fue la antesala a lo que se venía un día después, con la renuncia del cargo por parte de Fander Falconí quien además publicó una carta en la que puntualmente especifica las consecuencias de la reducción presupuestaria a la educación pública.

    Estipula, entre otros aspectos, que la disminución en el gasto corriente de $198 millones implica que no se concrete el cambio institucional de la Secretaría del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe y, lo que es más preocupante, se reduce la protección de los niños y el acompañamiento a víctimas de violencia en el espacio educativo. Un panorama preocupante que avizora el ministro saliente, un escenario en el que se deben tomar cartas en el asunto para no perjudicar a los estudiantes del Ecuador.

    MÁS INFORMACIÓN