23-05-2019 | 00:00

Los cabezales, el ruido y el caos

    Las llamadas telefónicas a nuestro medio y los reclamos no han cesado, desde que el sábado anterior las calles principales de Ibarra se inundaron de caos, bulla, ruidos estridentes, estrés para las mascotas y para las personas de la tercera edad que tienen la “mala suerte” de vivir por donde transitaron los bulliciosos cabezales, que al día siguiente tenían una competencia en el autódromo de Yahuarcocha. Pero no solo ocurrió lo que los ciudadanos, con justa razón reclaman, sino que se pudo haber causado un accidente de mayores proporciones como el denunciado en redes sociales por un joven que fue golpeado por uno de estos pesados automotores. Es más, una señora que transitaba con su pequeña hija en la avenida Atahualpa señaló que el causante “estaba como loco” pitando y conduciendo el cabezal. ¿Hubo autorización para este mal llamado “espectáculo”? ¿Quién autorizó y bajo qué parámetros? ¿Quién pone orden?