13-06-2019 | 00:00

López Obrador contra la pared

Volvieron con mil tareas. Movilizar a Guardia Nacional

hasta mantener a los migrantes

en México.

    El estilo tuitero de comunicación de Donald Trump no es el apropiado para dar a conocer las intenciones de la nación más poderosa del mundo. Otros mandatarios estadounidenses han canalizado tradicionalmente su información a través de ruedas de prensa dadas por los mandatarios de turno o por sus voceros. Una de las últimas amenazas tuiteras de Trump fue aquella de imponer tarifas a todos los bienes mexicanos exportados a Estados Unidos si México no colaboraba con el control de los migrantes del sur que atraviesan territorio mexicano y pugnan por ingresar a suelo estadounidense. Se empezaría con una tarifa de 5% que sería incrementada hasta llegar a 25%. Concretar este mal paso produciría serios daños a la economía mexicana, altamente dependiente del comercio con su vecino del norte. En estas circunstancias Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el gobernante de México, se mostró cauteloso y temeroso. Envió a sus más altos colaboradores a Washington para negociar el asunto. Volvieron con mil tareas por hacer. Desde movilizar a la Guardia Nacional para frenar la migración hasta el compromiso de mantener a los migrantes en México procurándoles empleo, educación y salud. Así las cosas, la factura de la crisis de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua la terminarán pagando solo los mexicanos y se dilatará el esfuerzo de cambio en esos Estados para que sean viables.