09-10-2019 | 00:00
(O)

Llamado a la paz y al diálogo

    En medio del panorama conflictivo que azota al país, la iglesia se ha ofrecido como mediadora para acercar el diálogo entre las partes en conflicto. Aparentemente el problema está entre el gobierno y los indígenas, pero hay otro sector mayoritario que sufre las consecuencias: los ciudadanos que buscan trabajar en paz, lejos de cualquier posición política, que lamentablemente se ha insertado para pescar a río revuelto. El diálogo es la única puerta de salida desde la racionalidad de los actores y debemos apostar todos en favor de la paz, el entendimiento, los consensos y la libertad, incluso para respetar la opinión contraria. Seamos tolerantes y no nos dejemos engañar con esa andanada de “noticias falsas” en las redes sociales que, en medio del caos, generan más incertidumbre. Incluso la UNESCO ha utilizado ampliamente el diálogo como importante herramienta para la consolidación de la paz. ¡Qué esperamos para acercarnos!