28-09-2019 | 00:00

Ibarra: digna, bella y valiente

    No podemos ocultar una realidad. Las visiones políticas, muchas veces equivocadas, antojadizas y sin un objetivo claro, nunca podrán cambiar la esencia de una ciudad con historia, poseedora de una naturaleza incomparable, bella por donde se la mire, digna como ninguna otra y valiente para soportar los avatares del tiempo y las equivocaciones de quienes priorizan sus visiones inmediatistas, antes que un futuro esperanzador. Ibarra, la bella Ciudad Blanca, corazón de Imbabura a la que siempre se vuelve, no se detiene a pesar de los obstáculos que se le ponen al frente. En estos 413 años de Fundación, lo menos que podemos hacer, desde cada una de nuestras trincheras y más allá de los discursos coyunturales y sin sustento, es comprometernos a labrar un futuro prometedor con trabajo, objetivos claros, planificación, esfuerzo y unidad. Su desarrollo no se detiene porque le motiva su grandeza inmortal. ¡Viva Ibarra por siempre!