10-09-2019 | 00:00

Hay partidas que duelen

    En estos últimos días se han registrado fallecimientos de personas que por su actividad profesional, don de gentes, carisma, trabajo o su fama, siempre serán recordados. Ibarra, en particular, ha sentido con mucha tristeza el adiós de don Faustito Yépez, de la profesora Esperancita Sánchez y en el mundo artístico internacional de Camilo Sesto, gran cantante que también estuvo en nuestra Capital imbabureña en el mes de octubre del año 2003. Cada uno de los nombrados dejan su impronta en el ambiente ibarreño. De Faustito Yépez se ha dicho mucho, pero su imagen de hombre culto, respetuoso y amante de las tradiciones y costumbres cifradas en valores no desaparecerá. Esperancita Sánchez, una maestra calificada que tenía por delante la enseñanza de sus niños. Amante de la música, del piano y de la buena conversa. Y Camilo Sesto, un ídolo que paseó por los escenarios del mundo sembrando amor con sus poemas. ¡Adiós!