21-04-2019 | 21:39

Editorial

    Los nombres de dos imbabureñas se escucharon fuerte en tierras mexicanas. Se trata de Glenda Morejón y de Karla Jaramillo, quienes subieron al podio mostrando en la Copa Panamericana que son mujeres de ‘hierro’. Las dos deportistas ya no solo ‘marchan’ sino que vuelan con la ilusión de llegar a unas olimpiadas. Para eso hay mucho camino por recorrer, pues para alcanzar el sueño de Tokio no solo dependerá de la disciplina y esfuerzo en cada entrenamiento sino que también de la ayuda económica del Ministerio del Deporte, del Comité Olímpico Ecuatoriano y de la Federación Ecuatoriana de Atletismo. Tanto Glenda, campeona mundial de marcha como Karla, han convertido a Imbabura en la cantera de esa modalidad en el Ecuador. Quien quita que en poco tiempo ambas atletas repitan el triunfo de Jefferson Pérez. Ese objetivo está cada vez más está cerca. ¡Salud campeonas!