31-12-2018 | 08:24

En el 2019, basta de pesares

    A estas alturas, el año 2018 termina con shock. Las medidas económicas, la subida de las gasolinas a manera de regalo de Navidad, el aumento del salario básico unificado que para los trabajadores es considerado paupérrimo, la crisis que se siente a todo nivel, el bajo poder adquisitivo, la falta de competitividad en las fronteras, son aspectos que caracterizaron al año que se va. El sentir de los ecuatorianos es que el año que se iniciará ya no tenga más pesares, más calamidades, más incertidumbres. A cambio desearíamos que el nuevo año sea del diálogo y la reconciliación, de la honestidad. La humanidad se ha vuelto convulsionada por hechos de violencia, de reacción de la naturaleza que ha cobrado miles de víctimas, de accidentes y principalmente de corrupción generalizada. Este 2018 no ha sido del todo bueno. Ojalá la realidad cambie para que la sociedad pueda tener esperanzas de buen futuro, de paz, sosiego, progreso.

    MÁS INFORMACIÓN