20-08-2019 | 00:00

El trabajo del SRI

    En estos últimos días, los ciudadanos, principalmente de Imbabura, hemos mirado varios locales comerciales, restaurantes y otros, clausurados por el Servicio de Rentas Internas (SRI). Esto, simplemente, responde a una falta de cumplimiento de las obligaciones que se tiene con el Estado. En ocasiones, la entrega de facturas no se hace, pese a que existe una obligatoriedad de los propietarios de los locales comerciales para cumplir, a sabiendas que no hacerlo con responsabilidad puede acarrear una serie de dificultades, entre ellas las clausuras, que a la postre significan una pérdida económica y de tiempo para sus negocios. La ley es para todos, ha dicho el SRI y si bien los propietarios pueden ignorar ciertas normativas, se debe demostrar el interés para saber más de ellas, conocerlas o incluso, preguntar al organismo qué es lo que falta, cómo se procede o una aclaratoria de la normativa. Aquí la ‘ley del más vivo’, no funciona.