11-05-2019 | 00:00

¿El silencio como arma?

    En los últimos días se han destapado otros actos de corrupción en el país, gracias a la prensa, lo cual debe ser investigado por las autoridades correspondientes. En ese marco, a los fiscales y a los jueces les corresponde la dura pero noble tarea de administrar justicia, encontrando los argumentos enmarcados en Derecho y en pruebas de convicción para devolver la confianza al pueblo ecuatoriano. Pero esa aspiración de los ecuatorianos es truncada cuando desde las altas esferas, por lo menos en la Fiscalía, hay disposiciones fuera de foco en la que obligan a los fiscales y funcionarios relacionados con esta dependencia, a guardar silencio y prohibir pronunciamientos ante los requerimientos periodísticos. No nos parece justo porque consideramos que el silencio no puede ser utilizado como arma para fortalecer la impunidad, más aun cuando los medios han sido los principales protagonistas para descubrir lo que ha estado oculto.