19-07-2019 | 00:43

Editorial

    En los últimos meses y semanas, con tendencia al alza, las reclamaciones de importantes sectores del cantón no se han hecho esperar por la falta del líquido vital. San Antonio, Los Ceibos, Romerillo, solo para poner tres ejemplos de sitios preocupados, en forma clamorosa -aunque ni así han tenido respuestas- piden una atención óptima del servicio de agua potable “porque para eso estamos pagando”, se ha dicho. La Empresa municipal es un ente eminentemente técnico que requiere de criterios técnicos, de conocimiento técnico y de soluciones técnicas. No se puede improvisar porque ya existen experiencias traumáticas que han golpeado, no solamente la imagen de la EMAPA-I en otros tiempos, sino de la propia capital de los imbabureños. Esas épocas no quisiéramos volver a repetirlas, pero es necesario que se de a conocer claramente de la verdadera situación actual de la empresa, sus servicios y de su eficiencia.