21-04-2019 | 00:00

Educación de calidad en ‘riesgo’

    El requisito de PhD para ser profesor principal o titular de una universidad, propuso en el 2012 la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt). Los pocos PhD que existían en el país en ese entonces eran extranjeros o ecuatorianos que obtuvieron ese grado en el exterior. Pasaron seis años y la realidad es otra. Las cifras no mienten, según el científico ecuatoriano Inty Gronneberg, los profesores universitarios con título de PhD pasaron de 482 en el 2012 a cerca 3 000 en el 2019. Además las publicaciones científicas en Scopus subieron de 345 en 2007 a superar las 1600 en 2016 y sin contar aún los años 2017, 2018 y parte de este año. Con estos antecedentes sería absurdo eliminar el requisito de PhD para ejercer las funciones de rector de una universidad o ser docente principal de una casa de estudios de nivel superior. Si eso sucede, sería un retroceso para la educación de calidad.

    MÁS INFORMACIÓN