30-12-2018 | 00:00

Cércel de Ibarra...¿otra vez?

    El cambio de personas en la parte administrativa de una institución no significa absolutamente nada, más aún cuando el problema es estructural, de falta de principios, de no aplicación -o paupérrima obediencia- de las normas e incluso, de falta de orientación clara, desconocimiento de lo que pasa en sus interioridades y hasta ningún tino para lograr los cambios.

    Eso al parecer está ocurriendo en el denominado Centro de Rehabilitación de Ibarra, que acaba de estrenar un nuevo funcionario al que desde ya le deseamos suerte, porque los problemas que se han presentado y denunciado son graves, preocupantes y requieren un tratamiento objetivo y profesional para cambiar su rumbo. Extorsión, maltratos, violencia

    -se ha denunciado hasta una violación- cobros indebidos y ciertas preferencias a PPL, son situaciones que aparentemente se hacen con complicidades y ocultamientos. ¡La verdad debe salir a la luz!

    MÁS INFORMACIÓN