04-06-2019 | 00:00

Editorial

    Luego de los dos años de gestión del Presidente Moreno, hay sentimientos encontrados. Unos que apoyan sus decisiones y otros que las deslegitiman. Las permanentes denuncias que involucran a gente del anterior régimen deben tener sus sustentos legales, porque se corre el riesgo de que sea más la bulla que lo que se consigue. Eso afecta la credibilidad, la economía y la paz de los ecuatorianos. Según los datos del Fondo Monetario Internacional, hasta el año 2017 la economía total de Ecuador asciende a los 180 177 millones de dólares, pero en la actualidad ¿se ha robustecido, estancado o es que entramos a terapia intensiva?. Ecuador ha concentrado sus esfuerzos en diversificar su matriz energética e incrementar la inversión pública en infraestructuras importantes, pero hay todavía temores para saber si se lo hizo o hace en un marco de pulcra honestidad, sino, seguiremos borrando con el codo lo que se hizo con la mano.