04-08-2019 | 00:00

Atención a Buenos Aires

    Luego del desalojo de más de 5 000 personas dedicadas ilegalmente a la minería en la parroquia La Merced de Buenos Aires, cantón Urcuquí, provincia de Imbabura, las cosas no han estado quietas. Los elementos militares y policiales siguen con atención el desenvolvimiento de las actividades, principalmente para evitar que retornen al lugar para continuar con la extracción minera. Claro que hay preocupación en la población, principalmente imbabureña, en donde se identifica a ciertos extranjeros cometiendo delitos o cumpliendo tareas informales en las calles, exigiendo dinero, insolentándose cuando no se les da o simplemente durmiendo en piletas que no son funcionales, en parques o sitios ubicados en el centro de Ibarra, por ejemplo. Es necesario que haya un diálogo entre todas las entidades para encontrar soluciones, porque el problema no es de un solo lado. Imbabura requiere un trabajo planificado.