01-12-2019 | 14:30
(O)

Aspiraciones que se evaporan

    La gran mayoría de ecuatorianos, en donde no se cuentan los beneficiarios de la corrupción, aspiran que los dineros mal habidos sean recuperados a toda costa, lo que implicaría primero, volver a confiar en las leyes y en la justicia y segundo, que el país, tan maltratado, pueda recuperare en algo de la crisis económica. El Presidente cuando ofrecía uno de sus balances de la “lucha contra la corrupción”, señaló la localización de USD 5 millones en Panamá, aunque nada dijo del exfuncionario que los había llevado, ni de que ese valor resulta irrisorio en comparación con los USD 35 000 millones que fueron robados de las obras emblemáticas de los últimos años. A este paso, como camina el país, se dice que la posibilidad de realizar verdaderas investigaciones, del seguimiento a denuncias presentadas y recuperar el dinero escondido en el exterior parece realmente lejana. La esperanza flaquea.