22-08-2019 | 00:00
Carlos Dávila
Coyuntura
ecodavila51@hotmai.com

Vivir con miedo

Estos desmanes se alimentan a sí mismos con la política anti migratoria de Trump...

    La matanza ocurrida semanas atrás en la tienda Walmart de El Paso-Texas dejó 22 víctimas mortales. Y, además, profundas heridas en toda la comunidad hispana de Estados Unidos.

    Poco después del criminal acto, ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) realizó operativos sorpresa y detuvo a más de 600 latinos indocumentados en varias plantas de procesamiento de pollos en Mississippi.

    Ahora, la comunidad hispana enfrenta a dos enemigos. Uno es la administración Trump que está cazando a los indocumentados para deportarlos. La otra, tanto o más grave que la primera, es aquella de tener que tolerar a la mal llamada “supremacía blanca”, un grupo norteamericano compuesto por xenófobos extremistas que descarga odio sobre los grupos latinos y negros.

    Estos desmanes se alimentan a sí mismos con la política anti migratoria de Trump que está sazonada con su discurso odioso y confrontador, y por la laxitud en la venta de armas en Estados Unidos que está generando matanzas por doquier, sin que el Ejecutivo ponga límite.

    La ridiculez de Trump alcanza altas cotas. Cada vez que sucede una matanza por parte de un imbécil tirador, viaja a dar condolencias al pueblo, pero sigue permitiendo que la poderosa Asociación Nacional del Rifle tenga prevalencia sobre los claros intereses de la nación entera que clama por el control en la venta de armas.