10-07-2019 | 15:45
Francisco Javier Paniagua
Desde la otra orilla
fjpaniagua@uma.es

Una oportunidad

Mis colegas me “inyectaron” el lema de Ibarra, “Ciudad

a la que siempre se vuelve”

    Estimado lector, le saludo, por primera vez, desde la otra orilla. La dirección del diario El Norte, me propone la oportunidad de dirigirme a ustedes todas las semanas a través de esta columna, que he decidido llamar “Desde la otra orilla, desde mi ventana de Málaga, en España.

    Tuve la oportunidad de estar en Ibarra la primera semana de mayo, en COISINT, un evento académico, que acogió la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra (PUCESI), y quedé para siempre conectado con ustedes, a través de mis colegas de la Universidad y del Diario EL NORTE, que me “inyectaron” el lema de Ibarra, “Ciudad a la que siempre se vuelve”. Y vuelvo, de momento, a través de estas líneas. Desde esta tribuna, intentaré contar las oportunidades que tienen en su territorio, especialmente ahora, con la declaración de Imbabura como Geoparque Mundial por la UNESCO, un hecho que les ofrece una gran oportunidad: permitirá recibir apoyos de organismos nacionales e internacionales; y fortalecerá la educación, la conservación y el turismo. Y lo haré desde la otra orilla, pero con la experiencia que viví allí y de conocer maravillosos enclaves maravillosos como el Lago Cuicocha, las Termas de Chachimbiro o la cascada de Peguche, en Otavalo; y su exquisita gastronomía. En las próximas semanas, como experto en redes sociales y turismo, compartiré con ustedes algunas reflexiones para aprovechar esta oportunidad y reforzar la imagen y la economía de la zona.