13-02-2020 | 00:00
Carlos Dávila
Coyuntura
ecodavila51@hotmai.com

Trump y Pelosi: polarización en USA

Cada año el Presidente de Estados Unidos presenta un informa a la nación.

    Hace pocos días el presidente Donald Trump ingresaba con pompa al salón del Congreso de los Estados Unidos para emitir el tradicional Discurso de la Unión. Había sido anunciado protocolariamente y su entrada recordaba las viejas costumbres de este suceso.

    Cada año el Presidente de Estados Unidos presenta un informe a la nación.

    Las tradiciones están presentes en el evento, pues el primero se realizó allá por 1790, a cargo de George Washington, y se realizó en Nueva York, cuando era la capital provisional estadounidense.

    La tradición dice que el Presidente debe entregar copias de su informe al Vicepresidente y a la líder del Congreso, quienes se sitúan en el podio, justo detrás del sitio desde donde el mandatario lee su discurso. Pero en esta ocasión, Trump, quien vivía los días de fuego de su juicio de destitución, entregó las copias, pero dejó a la demócrata Nancy Pelosi con la mano extendida.

    Un desaire político y social muy feo. La alocución de Trump se centró en sus logros de tipo económico: dinámico crecimiento, creación de empleo, mercados de bienes y valores en expansión, etc.

    Al finalizar, de forma ostensible, Pelosi tomó, de dos en dos, los folios del discurso, los rasgó por la mitad y los arrojó con desprecio sobre la mesa.

    Cuando le preguntaron sobre el hecho dijo: “era lo más cortés considerando las alternativas”. ¡Antagonismo al rojo vivo!