10-11-2019 | 00:00
Zulema Obando
Rastros y Rostros
crisjuli@hotmail.es

T-naz, recibe presea Yamor 2019

El seudónimo T-naz, surgió

de sus primeros trabajos, cuando sus amigos lo llamaban así.

    El joven artista del grafiti de origen kichwa Otavalo, Andrés Córdova, fue galardonado con la presea “Yamor 2019”, en el marco de la sesión solemne por los 190 años de festividades de Otavalo, galardón que se entrega a los ciudadanos o instituciones nacionales o extranjeras que hayan desarrollado una labor artística en el contexto de la interculturalidad. El artista de 25 años, nació en Peguche, viene de una familia de artesanos y comerciantes, él y sus once hermanos heredaron el arte de su padre, don José Rafael, quien realiza bocetos en diseños prehispánicos, Andrés fue el único hijo que escogió el arte urbano; define su técnica como de hiperrealista, prevaleciendo rostros de taitas y mamas por su sabiduría y respeto; su obra se halla plasmada en paredes de Ibarra, Atuntaqui, Tulcán, San Gabriel, Mira y Quito, además de la ciudad de Bogotá-Colombia. Quien lo ve trabajando diría que los aerosoles son una especie de extensiones de su mano derecha, es hábil y preciso al reproducir líneas y tonos de imágenes y fotografías, además de inspirarse en escenas cotidianas de la vida de cada ciudad, donde ha sido invitado a dejar sus grafitis. El seudónimo T-naz, surgió de sus primeros trabajos, cuando sus amigos lo llamaban así, por sus excelentes murales. Uno de sus últimos trabajos, adorna la fachada del Museo Otavalango, reproduciendo el peinado de las trenzas indígenas, que no solo tejen este ritual, sino toda su cultura e identidad. Congratulaciones.