18-11-2019 | 15:55
Jacinto Salas
Momentos
salasjacinto@yahoo.com

¿Solo palabras?

Momento para pensar en un país unido, que lucha por la igualdad y construye un futuro para todos.

    En los últimos días, corolario de los trágicos acontecimientos de las violentas jornadas de octubre, cuando esperábamos el cumplimiento de la palabra empeñada para encontrar, en consenso, la mejor fórmula que conduzca a la focalización de los subsidios a los combustibles, muchos miramos con preocupación, que esa palabra empeñada ante toda la nación, vale muy poco. Por no decir nada. porque ese sector, autotitulado defensor del pueblo, no solo es ajeno al principio de respeto a quien invita al diálogo y representa a la nación, sino que pretende imponer, con amenaza y chantaje, un proyecto de gobierno que parece obedecer a una irresponsable y fanática concepción ideológica. Para ellos, hay que forzar la crisis, no solucionarla. Con un discurso agresivo amenazar impunemente la estructura unitaria del Ecuador. Convertir a las nacionalidades en ficciones territoriales, manejadas por caciques que imponen leyes, permiten o impiden el paso a las comunidades y hasta amenazan con aplicar la justicia indígena, no a quien delinque, sino a quien no avisa al gran régulo, el jefe supremo. Pregunta: ¿qué esconden los discursos desafiantes de esos soberbios y redescubiertos cacicazgos? ¿Fragmentar el país? Construir nacionalidades de leyenda con su espacio, leyes y normas? Olvidar la historia, inventar una propia a su gusto y medida? Momento para rechazar el divisionismo, chantaje y violencia. Para pensar en un país unido, que lucha por la igualdad y construye un futuro para todos. Para todos.