20-09-2019 | 00:00
Víctor Corcoba Herrero
Algo más que palabras
corcoba@telefonica.net

Siempre hay salida (1)

Más allá de cualquier circunstancia, tendremos una oportunidad de liberar dolencias.

    Por muy dolorosas que sean las situaciones y por muy oscuro que se nos muestre el horizonte, siempre hay salida, es cuestión de repensar sobre lo vivido, de tomar fuerzas y querer comenzar de nuevo. Es evidente que nada es fácil de conseguir, máxime en un mundo oprimido por multitud de dominadores, sin escrúpulos, por gentes vacías de latidos, sin alma, viviendo doble vida y encerradas en su espíritu corrupto. Hemos de despertar para poner en juego nuestro libre talante, para reclamar nuestro futuro, y para exigir coherencia entre las diversas culturas. No nos asusten las negras nubes. Quizás tengamos que ser un poco quijotes, pero al final con la verdad como lenguaje, entonaremos una renovada estética de originalidad que nos hará renacer, hasta el extremo de tener por bien sufrido lo hallado, pues tras las lágrimas vertidas siempre germinan unos labios que nos comprenden. En efecto, más allá de cualquier circunstancia, tendremos una nueva oportunidad de enmendar errores y de liberar dolencias, de inducir otros caminos y de hacer otras andadas, persistentemente hacia adelante. Esta sana inquietud es la que nos estimula a crecer y a no quedarnos ensimismados en la indiferencia. Somos personas en activo mientras tengamos vida, y por muy grandes que sean las caídas, hemos de levantar la cabeza y volver a recomenzar, aunque para ello debamos salir de nosotros mismos, abrir nuestras pupilas, prestar atención a la escucha, y concentrar el ánimo en compartir el camino. (Continúa...)