18-06-2019 | 10:18
Mauro Aguirre
Religión

Renovación carismática católica

Urge una evangelización de la cultura para hacer que la vida esté marcada por la esperanza.

    Una de las fuerzas evangelizadoras de la iglesia actual es la renovación carismática católica con presencia en muchos países y diócesis que con su carisma atrae a la fe a miles de fieles con su método de estudio bíblico, oración y compromiso. La Iglesia católica fundada por Jesucristo, desde el comienzo se manifiesta con la fuerza divina del espíritu Santo, que atravesó de los tiempos existen movimientos de comunión eclesial. El Bautismo en el Espíritu Santo, la unidad del Cuerpo de Cristo y el servicio a los pobres son el testimonio necesario para la evangelización del mundo, a la que todos estamos llamados por nuestro bautismo”. En su discurso, el Papa Francisco señaló que, en esta solemnidad de Pentecostés comienza una nueva etapa en el camino iniciado por la Renovación Carismática hace 52 años. “Renovación Carismática – precisó el Pontífice citando el Discurso de Pablo VI a los participantes en el III Congreso Internacional de la Renovación Carismática Católica, 19 mayo 1975 – que se ha desarrollado en la Iglesia por voluntad de Dios y que es una oportunidad para la Iglesia”. Juan Pablo II ha alentado a los hombres y mujeres que forman parte de la Renovación Carismática Católica a ser «signos vivientes de esperanza» testimoniando la presencia del Espíritu Santo. Constituye una parte del Movimiento carismático católico, seguido hoy por unos 80 millones de católicos en todo el mundo.