14-05-2019 | 00:00
Marcelo Almeida Pastor
Reflexiones
malmeida@utn.edu.ec

Premio a la Orquesta de Jóvenes

    En Neerpelt la orquesta dirigida por Diego Carneiro participó entre 4000 músicos de Suiza, Alemania, Bélgica, Holanda, España, Finlandia y obtuvo el primer lugar. Las obras "Rapsodia ecuatoriana" y "Divertimento I" -albazo, sanjuanito y yumbo de nuestros músicos Wilson Haro (Cotacachi) y Gerardo Guevara (Quito)- mostraron al mundo los géneros nacionales. Carneiro (brasileño) dice "pude escuchar y absorber muchas tradiciones distintas, hoy intento retribuir esa ayuda que yo mismo tuve siendo muy joven...Mi padre es gaucho, antes de empezar a tocar mi familia me llevaba a visitar asilos y hospitales. El humanismo se intensificó porque percibí que el regalo de la música también es una cura que aún no se utiliza en la medicina tradicional”. Consuelo y energía funcionan como catalizador de emociones. La orquesta (2016) ofrece a jóvenes entre 10 y 25 años, de escasos recursos y apasionados por la música, la oportunidad de aprender y desarrollar sus habilidades. Hay chicos de Quito, Manabí, El Oro, Tungurahua, Loja -entre ellos Julio Peralta, esmeraldeño de padres pescadores-; hay de Colombia, Venezuela, Cuba y Brasil. Con disciplina y amor en cada frase musical es posible trabajar contra la pobreza, la desazón y la desesperanza. “Ustedes no son estrellas, son servidores, hay que dejar el ego para que la música sea más visible para el público ya que necesitamos ayudar a mejorar el mundo”.

    MÁS INFORMACIÓN