28-03-2019 | 00:00
Luis Rivadeneira Játiva
Cultura
rivadeneira.lui@gmail.com

Poeta María Esther Cevallos

Si bien María Esther nació en la ciudad de Quito, puede ser considerada como imbabureña.

    Su generosidad se materializó con la donación de su casa y terreno de Quito, a la entidad cultural que más apreció: El Ateneo Ecuatoriano, presidido por el Dr. Guillermo Bossano, del cual fue Vicepresidenta Vitalicia. Su esposo, Alejandro Andrade Coello, Profesor de Literatura del Colegio Mejía. Si bien María Esther nació en la ciudad de Quito, puede ser considerada como imbabureña, ya que tuvo a la ciudad de Cotacachi en su corazón, porque pasó gran parte de su niñez y juventud en Cotacachi, en razón de que sus padres y antecesores son originarios de ese cantón, cuna de grandes músicos y compositores, por lo cual se la considera de Cotacachi. Realizó sus estudios primarios y secundarios en Quito.

    En el año de 1947, publicó dos libros de poemas: “Voces íntimas” y “Haz de versos y plumadas”, de 176 páginas, y los ensayos: “supervivencia del ideal bolivariano” y “El magisterio ecuatoriano”, en los cuales se transparenta su alma exquisita de mujer de noble y generoso corazón.En 1969, edita el libro: El laurel desgajado, en la editorial Olmedo, en el cual se refiere a los temas: Bajo la cruz del sur -- La grandeza de los pequeños países -- Homenaje a Juana de Ibarbourou -- Homenaje a Edgardo Ubaldo Genta -- Epopeya sagrada -- Supervivencia del ideal bolivariano -- Elogio al libertador -- Unidad del América -- Figuras de la patria -- Manuel J. Calle -- Alejandro Andrade Coello -- Inauguración de la biblioteca Alejandro Andrade Coello, entre otros.