19-10-2019 | 05:58
(O)
Kim Vivero
Pensamientos
kvivero@pucesi.edu.ec

La universidad de la vida

Recordemos que la vida nos enseña a transformar las debilidades en fortalezas.

    Todos estamos de acuerdo en que la educación es la clave del éxito de un profesional, la herencia más valiosa que pueden dejar los padres a los hijos y el arma más poderosa para acabar con la pobreza. Hoy existen muchas facilidades para estudiar sin ninguna dificultad, tanto en instituciones públicas como privadas, en modalidades presenciales, semipresenciales, a distancia y “on line.”

    Los últimos avances tecnológicos permiten que se pueda acceder al conocimiento y a la información desde cualquier lugar en el que uno se encuentre, sin tener que asistir a las clases en forma presencial, aprobar rígidos currículos y ser castigados con titánicas tareas.

    No obstante, jamás se podrá aprender todo lo que uno necesita saber y conocer en estos programas puesto que además de la teoría que está en los libros, las enseñanzas que imparten los maestros y las investigaciones que se publican en internet, está lo que se aprende en la “Universidad de la Vida,” en el tiempo y en el espacio, a través de unos objetivos que propone el compartir amor con los seres queridos, unas asignaturas que exigen ser responsables en el diario quehacer, una metodología que se fundamenta en la vivencia de los valores y una evaluación que se aplica a la solución de los problemas.

    Recordemos que la vida nos enseña a transformar las debilidades en fortalezas, los problemas en oportunidades, y las barreras en retos para avanzar por el camino hacia el éxito y la felicidad.