17-10-2019 | 08:18
(O)
Carlos Dávila
Coyuntura
ecodavila51@hotmai.com

La dimensión del déficit

Ecuador consumió los ingresos extraordinarios de la bonanza petrolera

    Entre el año 2007 y el 2014 Ecuador incrementó su gasto fiscal desde el 25% del Producto Interno Bruto (PIB) hasta el 44% del mismo.

    Comprendamos estas cifras. Si en 2007 el gasto público era de 25 mil millones de dólares, en 2016 alcanzó los 44 mil millones.

    Estos números redondos son aproximaciones a la realidad del tamaño de la economía ecuatoriana que ronda los 110 mil millones de dólares.

    Con tal desmesura en el gasto público, Ecuador consumió los ingresos extraordinarios de la bonanza petrolera, época en que el precio del barril de crudo llegó a 140 dólares.

    Se gastó en burocracia (gasto corriente) y se invirtió en obra pública, como infraestructura, pero de forma ineficiente, con sobreprecios y sin procesos de contratación. También se gastó - y mucho- en veleidades. De esta manera el déficit fiscal alcanzo niveles del 7% del PIB. Ese porcentaje es técnicamente insostenible pues significa que, cada año, a un presupuesto de 35 mil millones le faltan 7 mil millones.

    ¿Cómo financiar ese demencial déficit? Ecuador tiene un abanico pequeño de ingresos. El principal rubro es el de impuestos, el siguiente corresponde a ventas de petróleo.

    De allí que las alternativas de financiamiento vendrían de las siguientes vías: eliminación o focalización de subsidios, aumento o creación de impuestos, endeudamiento y reducción del gasto público. El ajuste será doloroso.