07-12-2019 | 00:00
David Ruiz Sevilla
Perspectivas
davidruizsevilla@hotmail.com

Día internacional contra la corrupción

Hay

una perversa complicidad

entre quienes

dan y quienes reciben.

    En el Ecuador, los funcionarios corruptos de todos los gobiernos roban con facturas originales. En el resto del mundo, también.

    El mecanismo es muy simple: una compra o una obra que cuesta, por ejemplo, un millón de dólares, la facturan por dos millones; el que vende el producto o realiza la obra se queda con su millón y el otro millón va a parar a los bolsillos del funcionario corrupto y sus socios.

    Hay una perversa complicidad entre quienes dan y quienes reciben.

    Lo dicho por el exasambleísta correísta, Raúl Patiño, hermano del correísta Ricardo Patiño, quien se encuentra prófugo de la justicia y asilado en México; en el sentido de que “una carretera que costaba 30 millones la facturaban por 70 millones”, es el mejor ejemplo de lo afirmado al comienzo de este artículo, y de cuánto se robó durante el gobierno de Rafael Correa.

    La Asamblea General de las Naciones Unidas, decidió que el 9 de diciembre de cada año se celebre en todo el mundo el Día Internacional contra la corrupción. La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que afecta a todos los países: se sabe que, cada año se paga un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2,6 billones de dólares anuales, suma que equivale a más del 5 % del producto interno bruto mundial.

    “Robar a la nación es robar a todos; el que la roba es dos, cuatro, diez veces ladrón”, decía Juan Montalvo.