02-12-2019 | 10:15
(O)
Jacinto Salas
Momentos
salasjacinto@yahoo.com

Del comercio informal

Problema de los GAD: el control del comercio informal y la actitud de quienes a él se dedican.

    Problema de los municipios: el manejo y control del comercio informal y la actitud de quienes a él se dedican.

    Un trabajo de todos los días para desterrar la ocupación abusiva de aceras y calzadas que impiden la libre movilidad de peatones, el respeto al comercio formal, el cuidado de la ciudad para una convivencia respetuosa entre los habitantes.

    Una de las primeras decisiones de la actual administración fue liberar sectores urbanos de la presión de ese comercio. Lo logró, en parte. Aceras en las inmediaciones del Mercado Amazonas fueron despejadas y la circulación fluyó.

    Pero hay sitios en los que la situación siguió igual. Que burlan el control de las autoridades. La esquina de la Espejo y Obispo Mosquera muestra el irrespeto a las reglamentaciones. Aceras invadidas con menos de un metro para circular, calzada acumulada con cajones de fruta. Pero nadie hace nada, ni los agentes que supervisan el sector y parecen temer la reacción de las comerciantes. Algo similar sucede con los puestos de comida en la avenida Cristóbal de Troya. Los vendedores movilizaron sus trastos y carpas y las colocaron junto a la entrada a la Universidad Técnica Particular de Loja. Los buses interprovinciales siguieron el ejemplo y parquean allí. ¿Quién autorizó el cambio? La imagen es negativa, como lo es la de la acera junto al cerramiento de la Piscina Olímpica, convertido en maloliente espacio húmedo. ¿A quién corresponde cambiar aquello?