10-09-2019 | 00:00
Enrique Aguilar
Reflexiones
neaguilarz@hotmail.com

Cuenca en la actualidad

Vale la pena dar una vuela por Azuay y Cañar y darnos cuenta que hay sectores privilegiados.

    Una estancia de cuatro días en la Capital del Austro me ha permitido solo vislumbrar los grandes cambios de la ciudad y las provincias de Azuay y Cañar. Cuenca en la actualidad es una ciudad que supera los 700 000 habitantes, entre ellos mas de 10 000 extranjeros que han encontrado un pacifico y hermoso lugar donde vivir sus últimos años. El movimiento comercial de la ciudad revela que sus dos principales fuentes de financiamiento: las remesas de sus migrantes y el turismo son muy importantes como motor económico del austro. A la vez, conversando con sus habitantes, se trasluce la frustración que sienten al haber transcurrido casi ocho años, sin que se concrete el Tranvía, que aparece como una solución a la insoportable congestión vehicular.

    La ciudad y la provincia revelan además su importancia en lo cultural, sus museos y sitios arqueológicos están muy bien cuidados y siempre encontramos nuevos desarrollos. Las mejores pruebas son el museo del Banco Central, la orquesta sinfónica y muchos otros logros que solo los cuencanos han logrado darle la calidad que tienen. Las universidades son de las mejores del país y sus logros académicos y científicos hacen que los jóvenes las prefieran. En fin vale la pena dar una vuelta por Cuenca, el Azuay y Cañar y darnos cuenta que hay sectores geográficos en el Ecuador que son privilegiados no solo por su belleza, sino por el trabajo tesonero de su gente, dignos de ser imitados por otras ciudades y provincias.