19-11-2019 | 00:00
Enrique Aguilar
Reflexiones
neaguilarz@hotmail.com

Cómplices del golpe de Estado en Bolivia

Naciones

Unidas ya han protestado

por la represión, ¿Qué hacemos nosotros?

    Solo con revisar los nombres de los países que impidieron el paso del avión que llevaba a Evo Morales a México ya tenemos los primeros cómplices, El gobierno de Ecuador tuvo una posición ambigua que de todas maneras será recordada por su falta de solidaridad. Pero el cómplice mayor es el Secretario de la OEA, Almagro, personaje totalmente vendido a los intereses de

    EE UU, que tuvo el descaro de acusar de autogolpe al primer presidente indígena boliviano que ha tenido el gobierno más progresista y de mejor manejo económico de la historia. Solo el PIB creció seis veces en esos casi 14 años.

    Pero lo peor es quienes pretenden ahora gobernar Bolivia: Jeanine Cruz, una senadora que obtuvo el 1,6% de los votos en su elección, se colocó la banda presidencial, prescindiendo de todos los mecanismos de sucesión que prescribe la constitución. Sus primeros decretos dictatoriales permiten la masacre de los manifestantes en las calles, pues exime de responsabilidad a los militares y policías de los resultados de la represión que lleva ya 15 muertos y centenares de heridos y detenidos. Al lado de ella está Luis “Macho” Camacho, desde su juventud miembro de grupos paramilitares, su familia deudora de 6 millones al Estado cuando se nacionalizó el gas y lavador de más de mil cien millones de dólares en papeles de Panamá, estos son los angelitos que ahora quieren gobernar Bolivia. Naciones Unidas ya han protestado por la represión, ¿Qué hacemos nosotros?